miércoles, 25 de noviembre de 2009

Invisibles

La florería está ubicada sobre Rivadavia y Callao, al lado del puesto de diarios. En la vereda de enfrente hay varios locales de accesorios femeninos.
Resultan bastante incómodas las rejas que impiden el paso del peatón en las esquinas.
El semáfaro tarda una eternidad pero cuando hay manifestaciones se puede caminar por la avenida.
Hace ya cinco años que Diego camina las mismas cuadras pero sólo eso configuraron sus sentidos. A ellos jamás los vió. Son pocos, unos siete u ocho, y la lentitud de sus movimientos los desdibuja en el resto del paisaje.
Hasta que una tarde la mirada de Diego choca con los ojos de ese hombre. Cinco años de su vida de veintitrés años, los mismos cinco años para la vida de ese hombre de ochenta.
La espera se vuelve inconmensurable en la vigencia de un cartel que lleva pintado 82% móvil.

5 comentarios:

  1. mi pregunta es:
    ¿es lo mismo 5 en 23 que 5 en 80?
    ¿son medibles o comparables los años ?

    me quedo pensando!
    Un beso Vir!

    ResponderEliminar
  2. Genial la foto, las enfermeritas, prototipo de beneficiarias del dinero de los funcionarios, pidiéndole silencio a los viejos que reclaman...

    ResponderEliminar
  3. S.A.L: ¡No me había dado cuenta! siempre encuentran algo más en las fotos, buenísimo.
    Agustín y Jota: efectivamente, considero que el tema temporal es fundamental.
    Recuerdo que cuando estaba en séptimo grado pasaban por la televisión a los jubilados frente al congreso pidiendo el famoso 450.
    Después me tocó verlos (esta vez personalmente) el año pasado, cuando se votó la ley de movilidad jubilatoria. Estaban en la esquina de Hipólito Irigoyen y Entre Ríos. Después de una avalancha que logró derribar las vallas avanzaron por Irigoyen y la policía comenzó a pegarles mientras una chica que estaba al lado mío (estudiante de comunicación social de la UBA) gritaba : "No les peguen animales, son gente grande". A un hombre de unos setenta años le bajó la presión, lo sentaron en una silla y llorando nos contó su indignación.
    Parece reiterativo lo que voy a decir pero los gobiernos se suceden y esos seres anónimos que deambulan por el Congreso todos los miércoles aún siguen sin poder vivir dignamente de su jubilación y ni hablar de la nefasta prestación del PAMI...

    [Ver cronología en nota de agosto del 2007 Página 12: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-89425-2007-08-09.html]

    ResponderEliminar