domingo, 4 de octubre de 2009

Mi mundo privado (Vol. I)

Escucha música (Fito Paéz a todo volumen), se saca un auricular y hace una llamada:
“Hola si, ¿Vamos a Lobos? ¿Qué vos te vas a Lobos? A no te entendí… perdonáme. Uy Gloria me llamó diez veces, me aparece llamado perdido, encima ahora que estoy hablando con vos, otra vez debe haber llamado, pobre. Noooo, vos no escuchás lo del llamado perdido pero yo sí.”
La charla se prolonga dos estaciones de subte.
“Eh, si, ¿Pero porqué estás así cortante? ¿Cómo?...... Ah… bueno, ¿Y porqué no me decís lindo que estás manejando y no podés hablar eh? Sino no sé qué te pasa, pienso que estás mal conmigo o algo, cortante ¿Entendés?. Lo que no entiendo es porque no me dijiste que estabas manejando, me decís y listo sino no sé, te noto cortante, distante y no sé qué te pasa, no puedo saber ¿Entendés? Ehhhh…. Silencio… Bueno, dale, si, si, está bien, beso, yo también, bye”.
El viajante se entromete en el momento de ellos, el viajante escucha, ¿Qué?:

-Una chica haciendo un reclamo absurdo, banal, repite constantemente, incomoda al novio conductor

- Incontinencia oral

-Parece una adolescente pero se le notan unos treinta y pico…

-¿Porqué Fito Páez?

4 comentarios:

  1. Me morí... por qué Fito Páez?????

    ResponderEliminar
  2. por alguna extraña razón, me gusta lo que hace Fito Páez. Era muy difícil llevar mi música a las vacaciones compartidas

    ResponderEliminar
  3. jajaja ante gustos... Yo en las vacaciones torturaba a una amiga fanática de Arjona con Todos Tus Muertos.

    ResponderEliminar
  4. estoy decididamente en contra de la tortura, pero para fanáticos de Arjona hago la vista gorda.

    ResponderEliminar